Final Fantasy VII. La definición perfecta de arte hecha videojuego.

Final-Fantasy-7-final-fantasy-30304484-800-373

Antes de aficionarme al género de los JRPG, el que más frecuentaba era el de las aventuras gráficas, las cuales hoy día también me gustan pero no son lo que eran salvo algunas excepciones. Cuando pasé del PC a las consolas probé varios géneros, como los de lucha, los de conducción o los de plataformas, pero no le prestaba atención a los juegos de rol.

Eso cambió cuando me hice con Final Fantasy VII, que como ya sabréis, es mi videojuego más querido. Supongo que decir esto suena para muchos hasta ridículo, pues está de moda odiar todo aquello que la mayoría considere lo mejor, pero es así desde que lo probé, lo cual sucedió el mismo día que llegó a nuestro país.

Bueno, realmente miento, pues debo decir que al principio me pareció algo extraño (hay que tener en cuenta que, como he dicho, fue mi primer JRPG). Pero no pasó mucho tiempo hasta que caí rendido ante la obra maestra que tenía ante mí, y que con cada nuevo avance en la historia que presenciaba, más me enamoraba.

Final-Fantasy-VII-screenshot-tifa-promise
Aunque en la imagen vemos los textos en inglés, aquí nos llegaron en español. Eso sí, con bastantes fallos que incluso se han hecho famosos. “¡Allévoy!”

No, en esta entrada no voy a contaros su mecánica, ni su historia, ni tampoco cómo son los personajes ni demás, ya que… ¿acaso es necesario? Vamos, estamos hablando de uno de los juegos más conocidos, más queridos a la vez que odiado por su fama, por lo que poco puedo contar que no sepáis ya. Y si no lo sabéis, está claro que no tenéis interés alguno y dudo que estéis leyendo todavía estas líneas.

Lo que al principio me costó asimilar de Final Fantasy VII fue el sistema de combate, que era la primera vez que veía en un juego, pero no tardé mucho en verlo como algo más que positivo que me permitía demostrar mi habilidad en los enfrentamientos, ya que aunque no se disputen de forma rápida y necesites reflejos como lo sería en otros géneros, sí que necesiten estrategia para afrontar a algunos de los enemigos más poderosos de los videojuegos.

El aspecto gráfico, lejos de parecerme raro, me encantó de primeras. El diseño de los personajes me hacia gracia a la vez que eran capaces de transmitir emociones unido a un argumento como pocos videojuegos han sido capaces de lograr, unido a una banda sonora que encaja perfectamente en todo el conjunto, haciendo para mí de Final Fantasy VII no solo el mejor JRPG existente, sino también el mejor videojuego jamás creado hasta el día de hoy.

36908-Final_Fantasy_VII_[NTSC-U]_[Disc1of3]-12
La primera vez que probé el sistema de combate de un JRPG fue con Final Fantasy VII. Y aunque al principio me resultó extraño, hoy día no lo cambio por nada.
 Tras disfrutar del séptimo juego de la saga, esperé con ansias la llegada de Final Fantasy VIII, el cual recuerdo perfectamente el día que fui a comprarlo, a El Corte Inglés, el mismo día de su lanzamiento. Y así ha sido religiosamente con cada nueva entrega hasta el día de hoy, y espero que siga por mucho tiempo, ya que aunque reconozco que la saga ha perdido fuelle con el paso del tiempo, no por ello los considero malos. Prefiero comparar menos y disfrutar más de lo que tengo.

Claro está, cuando tuve la oportunidad, me puse a comprar los títulos anteriores, y hoy día los tengo absolutamente todos. De todas formas, esta entrada es para el VII, el resto los podéis leer o leeréis en otras entradas, así que aquí lo dejo por hoy, deseando tener en mis manos el ansiado remake que sabemos que tendremos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s