Análisis Ys: Memories of Celceta

ys-memories-of-celceta

PSVita no comenzó demasiado bien, e incluso peor fue cómo siguió, pero es innegable que poco a poco está logrando demostrar lo que vale, y todo gracias a la gran cantidad de buenos títulos que no están llegando desde hace ya unos meses.

A día de hoy podemos encontrar en ella géneros de todos los tipos y con algún o algunos juegos en cada uno de ellos que consiguen colocarse en los puestos más altos.

Una de las últimas joyas aparecidas en la portátil de Sony es Ys: Memories of Celceta, un JRPG que sin llegar a ser una obra maestra, sí que se coloca entre los mejores de la consola gracias a un trabajo estupendo por parte de Falcom.

Historia: Recordando quién eres.

Comenzamos nuestra historia controlando a Adol, un chico que aparece en un pueblo claramente desorientado, sin saber ni quién es, ni dónde está ni cómo ha llegado hasta ahí.

No tardará en encontrarse con Duren, un tipo que dice conocerle. Le cuenta cómo Adol se adentró en Celceta, un misterioso bosque al que nadie ha logrado entrar y luego volver para contar lo visto y sucedido allí. Por lo tanto, Adol es el primero que consigue tal hazaña, pero con la desgracia de no ser capaz de recordar absolutamente nada.

Debido a ciertas circunstancias que veréis una vez os pongáis a jugar, Adol y Duren deciden entrar en Celceta aun a riesgo de saber que puede que nunca más vuelvan a su hogar. Desde ese momento tendremos la tarea de recuperar los recuerdos de Adol al mismo tiempo que investigamos el enorme bosque de Celceta y resolvemos el gran misterior que en él se oculta.

Sistema de juego:

Durante la aventura iremos conociendo a nuevos personajes que se unirán de forma temporal o completa a nuestra causa por una u otra razón, y podremos controlarlos a todos ellos, eso sí, siempre de uno en uno.

Con pulsar un simple botón pasaremos a controlar al siguiente personaje, mientras que el resto actúa por su cuenta, pudiendo darles la órden de atacar o de intentar no resultar heridos.

Los combates son en tiempo real, sin carga alguna, y resultan muy rápidos y sencillos de llevar a cabo, pues todos los ataques posibles, tanto normales como especiales, se realizan con gran sencillez. Os puedo asegurar que el sistema de combate es estupendo en todos los aspectos.

Uno de los detalles más divertidos de Celceta es el convertirnos en exploradores de un territorio que nunca nadie ha llegado a comprender, por lo que resulta de lo más interesante buscar por todo Celceta nuevos lugares muy distintos unos de otros. Y es que si nadie de fuera de Celceta conoce su interior, lo mismo viene a ocurrir con aquellos que viven dentro de él. Encontrar nuevas zonas habitadas en Celceta será nuestra prioridad para poder comprender lo que oculta entre toda su enorme vegetación.

Bj5bG2SIQAAY4Th.jpg large

El aspecto gráfico:

Si habéis visto vídeos y/o imágenes ya habréis comprobado que no destaca especialmente por su alarde gráfico. Es muy cierto que una consola como PSVita podría haber dado mucho más. Pero no os dejéis llevar por eso, porque os estaríais perdiendo un JRPG muy bueno, superior a muchos que consiguen entrarnos por los ojos pero que luego no pasan de ahí.

Tampoco es que sea malo del todo, pues aunque como he dicho no es algo en lo que sobresalga, cumple perfectamente con su función, que al fin y al cabo es lo que importa. Además, si sois aficionados al género, seguro que los gráficos no es algo que indique casi nunca la verdadera calidad de un título.

De todas formas, aclarar que el juego se mueve a la perfección, sin ralentización alguna en ningún momento y con cargas muy cortas, por lo que en ese aspecto va sobrado.

Otras cosas a tener en cuenta:

Falta hablar de algunos detalles que siempre vienen bien saber. Por un lado tenemos su duración, que ronda en torno a las 30 horas, siempre dependiendo de si vamos a saco o no. Recomiendo tomárselo con calma y disfrutar de todo lo que Ys: Memories of Celceta nos puede ofrecer, tratando de resolver la mayoría de misiones secundarias posibles y explorando al máximo el gran bosque de Celceta, pues nos hará falta para salir airosos de algunos jefes finales.

Ahora viene la mala noticia para los que de inglés saben poco más que Hello, y es que ya es un milagro que nos haya llegado el juego a España, así que os podéis imaginar lo que ha ocurrido con el idioma… Sí, está completamente en inglés. Como en todo JRPG, los diálogos abundan y el argumento tiene mucho peso, así que si no domináis dicha lengua, es probable que paséis tres pueblos del juego. El resto disfrutará de un gran juego para una gran consola, de eso no hay duda.

Conclusión:

Ys: Memories of Celceta no es el gran JRPG exlusivo de PSVita que todos seguimos esperando (tenemos Persona 4 Golden, pero no es exlusivo), aunque es un juego de muchísimo nivel que ningún aficionado al género debería perderse.

Así que si os gustan los JRPG, tenéis una Vita y no os importa que esté en inglés, dejad de pensároslo e id a por el juego, pues aunque no llegará a convertirse en el juego de vuestros sueños, os va a gustar y mucho.

NOTA: 87

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s