Uncharted: El Abismo de Oro

E0B76C22D

Amo la saga Uncharted. Desde que probé el primero que apareció en PlayStation 3 quedé totalmente prendado por una de las mejores sagas que nos ha dado esta generación. Dicho primer juego supuso todo un antes y un después en los videojuegos a mi parecer, reuniendo en un mismo título lo mejor que los juegos de acción pueden darnos, dotándolo además de un guión digno de una película del género, con un protagonista carismático cuyos compañeros de aventura no se quedan atrás.

Jugar a Uncharted es jugar a ser el protagonista de una película de acción. Con Uncharted 2 mejoraron bastante lo que hicieron con el primero, cosa que no era fácil, y con Uncharted 3 volvieron a conseguir superarse, quizás a no tanto niveles como del 1 al 2, pero sin duda se superaron. Así que cuando se anunció que habría un juego de la saga para PlayStation Vita, todos sus fans hicimos un agujero en el suelo cuando las bolingas se nos descolgaron por la sorpresa y el saber cómo sería.

De lo que hoy vengo a hablar es precisamente de dicho título de Vita, Uncharted: El Abismo de Oro, que salió junto a la consola, algo que fue todo un acierto, ya que desde el primer día pudimos comprobar de lo que es capaz la portátil de Sony, mostrando un nivel técnico que todavía, más de dos años y medio después, sigue sorprendiendo cuando enciendes la consola y pones el juego. Dejemos a un lado lo triste que resulta que pocos juegos después de él hayan logrado tal perfección, lo que nos hace pensar que está más que desaprovechada, ya que si fueron capaces de hacer algo así desde el lanzamiento… ¿qué no podrían hacer ahora? ¿Cómo sería si anunciasen ahora una segunda entrega en Vita?

El elaborado guión vuelve a ser, una vez más, seña de identidad de la saga.
El elaborado guión vuelve a ser, una vez más, seña de identidad de la saga.

Tenemos un juego que aunque no ha sido desarrollado por Naughty Dog, sino por Bend Studio, encierra una calidad más que notable. No voy a decir que llegue al nivel de las versiones de sobremesa, porque sería mentir, pero pone mucho empeño en lograr que los seguidores de Drake queden contentos con el resultado final, y por lo menos en lo que a mí respecta, lo consiguieron.

La historia trata sobre cómo Drake y su viejo amigo Dante deciden ir en busca de, como no, reliquias olvidadas. El problema está en que Dante le oculta algo a Drake, que iremos viendo conforme avance el juego, pero que como podéis esperar, le complicarán mucho las cosas a Nate y le obligarán a llegar hasta el final. Hay más personajes, como Guerro, un pirado que hará lo que sea por lograr sus objetivos, Victor Sullivan, que ya conocemos de las otras entregas, y Chase, que viene a ser la chica Bond de esta entrega.

Las situaciones argumentales que nos encontraremos estarán al nivel esperado, aunque como ya dije antes, sin alcanzar los altos niveles de los juegos principales. Tendremos momentos cómicos, trágicos, giros argumentales… Vamos, todo lo que un buen guión debe tener en un juego de este tipo.

El apartado gráfico de El Abismo de Oro es de lo mejor que veréis en Vita.
El apartado gráfico de El Abismo de Oro es de lo mejor que veréis en Vita.

Si habéis jugado a los Uncharted de PS3, ya sabéis cómo se juega a El Abismo de Oro, pues es exacto a ellos. La única diferencia es que al ser un juego de Vita, y además de lanzamiento, quisieron aprovechar las capacidades táctiles y de cámara de la consola. Eso es algo que detesto ya que me saca de ambiente que de repente, por ejemplo, me digan que para ver lo que hay escrito en un pergamino, tenga que buscar una fuente de luz y poner la cámara trasera de la consola enfocando hacia ella… ¿Y si no tengo ninguna cerca o simplemente estoy en plan vago y no me sale de las narices levantarme? No sé al resto, pero a mí me corta mucho el rollo. Al igual que en las escenas de combate cuerpo a cuerpo se tenga que tocar la pantalla en la dirección indicada para salir airosos. Yo soy de pulsar botones, no de restregar pantallas. Ese es el único fallo que le encuentro al juego, que no me gustan las opciones táctiles ni demás memeces. Motivo por el que nunca me interesé por juguetitos como Kinect o Move. Soy de mando.

Y nada más que decir, simplemente que si os gusta la saga y tenéis una Vita, no dudéis en haceros con Uncharted: El Abismo de Oro si es que no lo habéis hecho aún, porque merece la pena mientras vamos esperando la llegada de Uncharted 4 para PlayStation 4.

Por cierto, al igual que ya hice con las tres entregas de PS3 y haré fijo con la de PS4, hace unos días conseguí el trofeo de Platino de El Abismo de Oro. No es nada difícil de conseguir, es solo echarle horas y poco más, ya que como también pasa en los otros juegos, ni siquiera el modo de dificultad más difícil, de nombre “Aplastante”, supone un verdadero reto.

Captura de pantalla del momento en el que conseguí el Trofeo de Platino.
Captura de pantalla del momento en el que conseguí el Trofeo de Platino.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s