Metal Gear Solid V: The Phantom Pain – Opinión personal

original

Tanto tiempo esperando el ansiado Metal Gear Solid V: The Phantom Pain, tantos vídeos que hacían presagiar algo enorme, algo que nos hiciese exclamar que este es el merecido fin de la saga, en el que Hideo Kojima lo diese todo para sorprender y dejar a los fans satisfechos, para que al final nos llegue un juego así.

Este primer párrafo ya os hace imaginar que no puedo hablar demasiado bien del último juego de la saga, al menos con Kojima al mando, pero si vais a opinar, primero leedlo todo y no os quedéis solo con esto. Ya habréis leído y escuchado decenas de opiniones de diferentes usuarios, y como es normal, habrá habido opiniones de todos los tipos. Si buscáis una opinión más, aquí tenéis la mía. Comenzamos.

El juego comienza de una manera espectacular y muy digna de la saga, con un Snake que apenas se puede mantener en pie y debe huir del hospital de la forma que sea, pero siempre con sigilo, pues el cara a cara significa la muerte. El problema viene cuando acabamos la primera hora más o menos de juego, pues ahí comienza un Metal Gear Solid vacío de carisma.

Nos encontraremos ante un extenso mapeado, pero que a su vez es repetitivo, por lo que no penséis que como suele ocurrir en otros sandbox (sí, ahora MGS es sandbox), acabaréis por aprenderos las zonas, aquí al ser todo igual, no veréis apenas diferencias salvo en ciertas misiones muy puntuales.

Un amplio mapeado que podemos recorrer de todas formas. El problema es la escasa variedad de lugares.
Un amplio mapeado que podemos recorrer de todas formas. El problema es la escasa variedad de lugares.

El Snake de esta entrega es el personaje protagonista más soso y con menos carisma que nunca ha tenido la saga principal de MGS. Apenas habla, y cuando lo hace, rara vez suele ser para ponernos los pelos como escarpias como era capaz de conseguir en otras entregas. Si me preguntáis, y si no también, os diré que el muy criticado Raiden le da mil vueltas a este Snake en personalidad.

Si este es el peor Snake de la saga, también podemos darle el premio al peor guión de la saga (recuerdo que me refiero a la numerada de MGS). Aburrida es decir poco, y es que no sentí ningún interés en saber qué iba a pasar… bueno, mentira, sí que quería, pero pasa comprobar si iba a ser siempre así o nos iba a dar una sorpresa.

La sorpresa me vino cuando fui descubriendo que por mucho que avanzaba la historia no mejorada salvo en unas pocas misiones (muy muy pocas, ya lo digo), o lo que es peor aún, iba decayendo cada vez más. Entonces comenzé a pensar que debería de tener un final apoteósico, un final que le sirviese a Kojima como despedida de su saga más conocida, pero no… el final es malo con ganas, dejando cosas en el aire.

¿Pensáis que encontraréis esos enemigos tan míticos como los del resto de la saga? Pues parad de pensarlo porque no hay apenas, y ni siquiera llegan a la suela de los zapatos a los anteriores. Skull Face es probablemente el enemigo principal más simplón de los últimos tiempos.

Al menos han hecho a Quiet, que es el mejor personaje del juego junto a Eli a mi parecer. Puede que Quiet no diga palabra (casi como Big Boss en realidad), pero en ella sí que han sabido trasmitir ese sentimiento que tanto caracteriza a la saga y tanto falta en esta quinta entrega.

Si me tengo que quedar con algo como lo mejor de MGSV, sería Quiet. Y no, no es porque enseñe más que tape, sino porque es un perosnaje digno de estar en la saga.
Si me tengo que quedar con algo como lo mejor de MGSV, sería Quiet. Y no, no es porque enseñe más que tape, sino porque es un personaje digno de estar en la saga.

Todos sabemos que aunque Metal Gear Solid es un juego de infiltración, se podía avanzar a lo loco, pero nunca fue recomendable porque te complicadas las cosas a ti mismo. Aquí pasa lo contrario, lo fácil es coger y arrasarlo todo a base de misiles y todo lo que tengas. Claro está, puedes hacerlo como quieras, y yo he ido en modo sigiloso, pero cuando te pones a repetir las mismas misiones y en las mismas zonas varias veces, acabas por cansarte y gastar hasta la última bala.

Eso que comento de repetir misiones es otro enorme fallo del juego, y es que The Phantom Pain no es un juego largo, al menos no lo es si lo miramos de la forma adecuada. Misiones principales que valgan para algo relacionado con la historia hay poquísimas, pero han querido hacer un título duradero a base de poner misiones idénticas unas de otras salvo pequeños detalles que para nada ayudan.

¿Que si lo he disfrutado? Sí y no. Sí porque el juego divierte a su manera, que es tratando de hacer las cosas de formas distintas, pues es algo bueno que tiene, que cada misión, si quieres, puedes plantearla de diversas formas aunque como he dicho antes, te acabas por cansar y te lias a tiros y ya está, que es más rápido y eficaz. Y no porque en un Metal Gear Solid busco una historia de un alto nivel, y esta no llega ni a los mínimos exigidos. Además, el mundo abierto no creo que le haya sentado nada bien a la saga.

Lo que ocurre es que estoy indignado, pues Hideo Kojima parece que ha escuchado a los usuarios, pero a los equivocados. Se ha dejado llevar y ha hecho un juego que no pega con él. Siempre se ha caracterizado por hacer juegos con guiones elaborados y decenas de cinemáticas de larga duración, que al contrario que pasa con otros juegos, se disfrutaban cada segundo.

Las misiones verdaderamente impactantes (como la de la imagen) brillan por su ausencia, mientras que en el resto de juegos de MGS eran constantes.
Las misiones verdaderamente impactantes (como la de la imagen) brillan por su ausencia, mientras que en el resto de juegos de MGS eran constantes.

Pero claro, siempre están los que quieren ir al grano y se aburren de las secuencias y por lo tanto se quejan. Kojima podría haber buscado un punto intermedio pero ha optado por centrarse en el mundo abierto y elaborar un argumento aburrido y escaso, sin apenas secuencias y las que hay no destacan salvo alguna. De hecho, ni la secuencia final es larga, más bien es más corta de lo habitual en cualquier juego.

Ahora que lo he acabado, sé que hay un final oculto, pero dudo mucho que compense lo visto. Y la verdad, aunque pienso hacer el 100% del juego, no he sentido ganas ninguna de seguir por ahora y he cambiado de juego. Ya me pondré con él más adelante, cuando no tenga juegos por empezar.

Para terminar, quiero dejar claro que Metal Gear Solid V: The Phantom Pain es un buen juego (pero de bueno no pasa), aunque un mal Metal Gear Solid. No me arrepiento de haberlo comprado, pero también es cierto que si la cosa fuese distinta y Hideo Kojima fuese a hacer Metal Gear Solid 6, no lo compraría de salida ni me dejaría llevar por los vídeos tan buenos que es capaz de hacer pero que tanto engañan.

Valoración en vídeo:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s