Los videojuegos de fútbol y yo

PES-13

No me gusta el fútbol, pero vamos, nada de nada, ni verlo ni practicarlo. De pequeño, eso de tener que jugarlo sí o sí en clases de Educación Física me asqueaba ya que además de no disfrutarlo en absoluto, era muy malo precisamente por eso, porque solo lo jugaba en la escuela y punto.

Eso no significa que me tenga que pasar lo mismo con los videojuegos de este deporte, aunque lo normal es que si no te gusta en la vida real, tampoco lo sea en la virtual, y en mi caso es así, tampoco me gustan en los videojuegos.

Eso sí, hace muchos años no era así en cuanto a los videojuegos del género, aunque en una pequeña medida solamente. Y es que uno de los primeros juegos que me compré para PlayStation fue International Superstar Soccer Pro (saga hoy día conocida como Pro Evolution Soccer) y no sé realmente ni por qué se me ocurrió eso, quizás porque todavía no tenía mis gustos más definidos y lo probaba todo (hablo de videojuegos…).

Eso sí, el vicio que le cogí fue enorme, pero jugaba a mi propia manera, a esa manera de alguien que todo lo que sabe de fútbol lo aprendió viendo Oliver y Benji. ¿Qué significa eso? Que lo que a mí me divertía era coger a un jugador y recorrerme el campo entero solo con él, para que cuando llegue al portero, le vacile un poquito y entre directamente a portería sin tener que chutar el balón.

Mi verdadera pasión con los videojuegos de fútbol empezó y termino con ISS Pro, aunque luego haya probado algunos más.
Mi verdadera pasión con los videojuegos de fútbol empezó y termino con ISS Pro, aunque luego haya probado algunos más.

Cuando jugaba con amigos, esto les hacía gracia y decían que por qué no me ponía a pasarla y jugar de forma normal, pero es que ya no solo es que me divirtiese más así, es que eso de dejar tirados a todos sus jugadores incluido el portero, no tenía precio. Y es que era una verdadera fiera con ISS Pro debido a las horas que le echaba.

También tuve algún Fifa (pero piratilla debo admitir), aunque nunca llegaron a gustarme tanto, pues por aquel entonces, al contrario de lo que ocurre hoy día, la saga de Konami le daba mil vueltas a la de EA Sports en jugabilidad, aunque en el resto de aspectos no fuese así.

El tiempo fue pasando y ya había probado géneros más acordes a mí, por lo que nunca más me compré otro juego de fútbol salvo Pro Evolution Soccer 2013, y porque me costó un euro. Y tengo muy claro que nunca volveré a aficionarme a un juego deportivo tanto como lo hice con ISS Pro, aunque hubo algunos a los que también les eché muchas horas, como por ejemplo Virtua Tennis 2 de Dreamcast, del que ya hablaré en otro momento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s