Assassin’s Creed Unity [Análisis]

acunity

La versión que he jugado y de la cual haré el análisis es la de PlayStation 4, y debo aclarar que lo he jugado por completo con todos los parches que Ubisoft fue sacando para solucionar los numerosos bugs de los cuales tanta gente se quejó en su momento.

Aún así, sí que queda algún pequeño fallo, pero no va más allá de los que nos podamos encontrar en cualquier juego. Alguno como que determinados personajes hagan algo fuera de lo normal o que Arno no responda adecuadamente, pero no he visto ningún fallo como aquel tan famoso de que desapareciesen las caras ni nada que realmente afectase a la jugabilidad.

En cada nueva entrega de Assassin’s Creed jugamos en una época y lugar distintos, y en esta ocasión le ha tocado el turno a París durante la Revolución francesa. Estaba cantado que tarde o tempranos Ubisoft se centraría Francia, ya que al fin y al cabo son franceses, pero quizás estaban esperando el momento adecuado, que perfectamente podía ser con una nueva plataforma y siendo el primero de la saga en aparecer para ella. Así fue y este Unity ha sido el primer Assassin’s Creed en ver la luz en las consolas de nueva generación.

Combate, sigilo y Parkour mejorados

El salto generacional le ha sentado genial a la saga en varios aspectos, con una ciudad mucho más grande de lo que estábamos acostumbrados hasta ahora, repleta de mucho más detalle que nunca, logrando que sintamos que estamos realmente paseando por la Francia del S.XVIII.

No solo ha mejorado en esto, sino también en sus mecánicas jugables, con un sistema de combates que necesitaba un lavado de cara que por fin se los han dado. Ahora los enemigos no cogen turno para atacarnos, sino que pueden ir a por nosotros en cualquier momento y tenemos que estar en todo momento pendientes de todos los que tengamos alrededor para actuar rápidamente y evitar que nos hieran.

Por su parte, el Parkour también tenemos una importante novedad en el Parkour, ya que aunque el personaje principal de las sagas anteriores eran como unos monos subiendo a un árbol, con una agilidad pasmosa, a la hora de bajar la cosa cambiaba mucho. Ahora, por primera vez, tenemos el Parkour de descenso, logrando que Arno, el protagonista en esta ocasión, baje de forma segura y ágil, nada de tirarnos por donde veamos a ver si no nos rompemos nada en el intento.

ChDokwVW0AAd7VW

Un Asesino siempre se ha caracterizado por eliminar a su víctima sin ser descubierto, pero a lo largo de toda la saga ha faltado mejorar el sigilo, ya que aunque teníamos nuestros métodos para escondernos y huir, faltaba el poder escondernos de forma correcta tras paredes o pilares, lo cual se ha añadido en esta nueva entrega.

Eso sí, aunque se han añadido las mencionadas mejoras, a veces nos pasa lo mismo en los juegos anteriores, y es que en el momento más necesario, a Arno le da por subir a cualquier mesa y no se quiere bajar, logrando que todo nuestor plan se vaya al garete. O que queramos entrar por una ventana, y no le de la gana de hacerlos, desperdiciando un buen momento de ataque o logrando que pase alguien y nos vea mientras peleamos con la susodicha ventana.

Una buena época desaprovechada en su argumento

La Revolución francesa es un periodo que puede ser muy interesante, pero quizás también complicada de contar, y es por eso que Ubisoft parece no haber tenido mucho acierto a la hora de desarrollar una historia que enganche, haciendo que Assassin’s Creed Unity sea en este aspecto uno de los peores de toda la saga.

La historia se centra en la venganza por parte de Arno, y aunque no voy a contar nada relevante, he de decir que han tenido un par de buenas ideas que no han sabido aprovechar en absoluto.

La primera y mejor de esas buenas ideas la encontramos apenas llevamos un par de horas de juego y logra dejar con la boca abierta e incluso pensé que era raro que no la hubiesen usado antes en juegos anteriores, pero me ilusioné porque pensé que con ese telón de fondo viviría un guión muy bueno, cosa que finalmente no fue así y desaprovecharon de una forma colosal. Como he dicho, no revelaré nada, pero está relacionado con Arno y Elise, y de cómo el pasado de cada uno de ellos ha decidido su presente y futuro.

Mucho contenido para después de la historia principal

El tiempo de duración de Assassin’s Creed Unity se mantiene a lo normal en la saga y en el género, haciendo que estemos con él más o menos entre 15 y 20 horas. Pero como siempre ha pasado, tenemos mucho más por hacer entre misiones secundarias y coleccionables, por lo que si vais a por todo, fácilmente llegaréis hasta las 50 horas.

Hay misiones secundarias que pueden ser tan entretenidas como las principales, tales como investigar asesinatos y teniendo que culpar a la persona adecuada para llevarla a prisión (o eliminarla si se resiste), completar ciertas historias que pueden ser muy interesantes, o cumplir misiones cooperativas también muy divertidas y que podremos jugar ya sea en compañía o por nosotros mismos.

Luego hay otras misiones que son algo pesadas, que siempre consisten en ir hasta un enemigo y matarle o robarle, pero sin complicaciones, ya que siempre estarán por la calle como cualquier otro personaje, sin que tengamos que urdir un plan para cumplir el trabajo. simplemente con acercarse a él y matarle, todo habrá terminado.

assassins-creed-unity-4

Los enigmas de Nostradamus es otra cosa que podremos completar, las cuales consisten en buscar extraños símbolos por toda la ciudad y usar las pistas para llegar hasta otras nuevas pistas. No me han parecido demasiado entretenidas, pero cumplirlas todas es necesario si somos completistas.

También tenemos la recolección de objetos como cofres y escarapelas, que sin duda es lo más aburrido de todo el juego. Hay un número muy elevado de todos ellos y los veo como simple relleno para dar una falsa sensación de mayor durabilidad al título, algo que siempre ha ocurrido también en los juegos previos.

DLC Reyes Muertos

Nunca o casi nunca hablo de DLC’s, pero en este caso hay que hacer una excepción, ya que debido a los numerosos bugs que presentó en su lanzamiento el juego, Ubisoft decidió regalar el DLC de nombre Reyes Muertos para al menos compensar en parte a todos los usuarios. Hoy día sigue siendo totalmente gratuito, así que no tenemos más que entrar en la Store y descargar los aproximadamente 8 gigas que pesa este añadido.

La historia de este contenido adicional ocurre tras los sucesos del juego principal, y cambia un poco en cuanto a su ambientación, siendo más oscuro y teniendo que movernos durante bastante tiempo por el subsuelo de París, donde predomina la falta de luz.

Al contrario que el juego principal, este DLC se basa más en los artilugios de los precursores, que han tenido muy presentes en los primeros juegos pero que han ido desapareciendo poco a poco para centrarse casi en exclusiva a la época en la que se basan.

Ya que es gratuito, no lo dudéis y haceros con él, pues os mantendrá entretenidos otras cinco horas más, que siempre se agradece, y luego habrá algunas cosillas más por hacer en él, ya que estaremos en una nueva zona no existente en el principal.

assassins-creed-unity-texture-quality-002-ultra-high

Conclusiones

Lo mejor que tiene Assassin’s Creed Unity es el ser el primer juego de la saga que sufre un salto generacional, lo que le añade un punto de interés, y también el estar ambientado en la Revolución francesa, aunque esto más bien ya depende de cada persona.

Los añadidos en el combate, el sigilo y el Parkour le han venido de lujo, y aunque todavía quedan cosas por pulir en los tres aspectos, la cosa va por buen camino y es de esperar que se pulan lo suficiente en próximas entregas.

Lo malo del título es que el argumento es demasiado simple, lo cual es una pena porque tienen una época a la que le podrían haber sacado mucho jugo, y han desaprovechado un par de buenas ideas que sí que habían tenido.

Algo que no he comentado ha sido su doblaje, quizás porque ya sabemos cómo es con haber jugado a cualquier entrega anterior, es decir, un estupendo trabajo. Pero en esta ocasión han tenido una cagada de bastante nivel, que ha sido el incluir a Christian Gálvez entre el elenco de actores de doblaje. El presentado tiene una buena voz, pero de actuar no tiene ni idea y se nota demasiado. Lo peor de todo es que su voz se la adjudicaron nada menos que a Napoleón Bonaparte, un personaje de peso. Os aseguro que corta el rollo de una manera bestial escucharle a él interpretar de una forma tan mala.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s