Far Cry 4 [Análisis]

far-cry-4-logo

Gracias a PlayStation Plus, ese servicio que hace tiempo merecía la pena gracias a que ofrecía títulos de calidad mensuales y no se limitaba a ser un método por el que o pagabas o no jugabas online, pude disfrutar de Far Cry 3, un juego que no se me habría ocurrido probar de otra forma debido a que no soy muy fan del género.

En él descubrí un título repleto de posibilidades y con un argumento muy elaborado que te mantenía pegado a la pantalla hasta el final, disfrutando de un recorrido de lo más interesante y variado que te sumergía en un mundo realmente vivo.

Por ello, siempre he querido jugar a Far Cry 4, algo que por fin he podido hacer, y del que ahora vengo a hablar tras haber completado no solo la historia principal, sino también la gran mayoría de sus misiones secundarias y haber explorado casi en su totalidad los nuevos paisajes que ponen a nuestro alcance.

En su momento, Far Cry 4 fue criticado por ofrecer lo mismo que la tercera entrega, y es cierto que no innova demasiado, pero no por ello es un mal juego, sino que nos permite ampliar esas trepidantes horas que pasamos con el anterior juego, ahora con la posibilidad de disfrutarlo también en la nueva generación, que es la versión que he podido jugar, más concretamente la de PlayStation 4.

En esta ocasión nos trasladamos a Kyrat, un país ficticio ambientado en el Himalaya. En él, controlaremos a Ajay Ghale, un chico que ha viajado a este lugar para cumplir el último deseo de su difunta madre, que es el que sus cenizas sean esparcidas allí.

CiGAl2hWEAAUT5s
Kyrat es enorme y variado, donde podremos encontrar curiosidades por muchas de las zonas que llegaremos a visitar.

Empezaremos subidos en un autobús que no tardará en ser abordado por las fuerzas de Pagan Min, el dictador que está al mando de Kyrat, un tipo que va de amigo pero que está tan loco como el que más. Nos llevará a su fortaleza y nos tratará como a su mejor amigo al mismo tiempo que vemos la maldad que puede llegar a enseñar.

Nuestra primera misión será huir de allí, para lo cual tendremos la ayuda de la Senda Dorada, un grupo de rebeldes que se opone a Pagan Min y que busca poner fin a su cruel reinado. No quiero contar nada pero muy pronto descubriremos que Ajay puede llegar a jugar un papel muy importante en esta guerra, por lo que no tardaremos en vernos metidos en medio de todo el lío y tener que cumplir misiones para ayudar a la causa.

Personalmente considero que tiene un buen guión, pero no consigue llegar al nivel de la tercera entrega en este aspecto, que tenía algo más de sentido que en este Far Cry 4. Y es que eso de que Ajay llegue y apenas unos minutos después ya esté liquidando a enemigos con enorme facilidad y además sin rechistar, aceptando tan fácilmente que debe hacerlo y ya está, me ralló bastante. En Far Cry 3 no era tan a lo bestia, y además estaba más justificado todo, ya que lo hacía realmente por sobrevivir y escapar de allí lo antes posible con sus amigos.

Como importante miembro de la Senda Dorada, nuestra opinión será muy importante, por lo que nuestras decisiones inclinarán la balanza a un lado u otro, y es que este grupo rebelde tiene dos líderes, cada uno con sus propios ideales y forma de hacer las cosas. Nos dirán qué creen que habría que hacer a continuación, y nosotros decidiremos a quién apoyaremos, por lo que las misiones cambiarán dependiendo de nuestra forma de actuar.

Las diferentes misiones de Far Cry 4 las podremos afrontar de dos formas, pudiendo optar por el sigilo o por la acción más directa. Ambas formas pueden resultar igual de divertidas, por lo que depende más bien de las preferencias de cada jugador. En mi caso particular, soy más de hacer las cosas con cuidado, procurando que no me vea nadie, cosa que se puede conseguir Far Cry 4 si tienes paciencia, observas bien a tu enemigo, exploras la zona desde un sitio seguro y actúas en el momento oportuno. Aún así, siempre puede pasar que algún enemigo se te haya pasado y te vea a ti antes que tú a él, por lo que llega el momento de usar la fuerza bruta, para lo que tendremos armas de todo tipo.

De hecho, es bastante común que incluso teniendo el mayor de los cuidados, alguien te vea y todo tu sigilo se eche a perder, teniendo que pasar a la acción, para lo cual es más recomendable ir a una zona segura desde la que eliminar a todos poco a poco. Es un poco frustrante que te pases varios minutos examinando las posibilidades y que al final tengas que recurrir a la acción directa por el más leve error, pero la dificultad de conseguir esto puede también resultar muy entretenida.

Una de las novedades de Far Cry 4 es la de poder subir a elefantes para arrasar con todo y todos los que se pongan por delante. En un principio pensé que esto sería más divertido, pero la verdad es que no es para tanto, y aunque al principio resulta divertido y ves que todo es más sencillo así gracias a la fuerza y resistencia del animal, luego no es un método que se use demasiado. Creo que en todo el juego me habré subido a tres elefantes.

Ci-LFyfWgAAVfl3
Sí, la imagen pertenece a Far Cry 4, y es que entre las misiones secundarias hay incluso algunas que nos llevan a lugares así de curiosos.

Kyrat es enorme, por lo que es conveniente ir conquistando puestos para poder viajar a ellos rápidamente, pues recorrer el escenario únicamente en vehículos, aunque divertido, puede llegar a ser muy cansado y tenemos que ir muy lejos. Aunque por el camino siempre nos toparemos con pequeñas misiones y curiosidades que merecen la pena hacer, por lo que si son recorridos de corta o mediana distancia, es recomendable ir en vehículo.

De todas formas, si queremos ir por nuestra cuenta y disfrutar de los hermosos paisajes que nos puede ofrecer Kyrat, también está la opción de ir volando, ya sea en ala delta, usando un traje de vuelo o un pequeño aparato monoplaza muy útil y rápido.

Tanto en su apartado gráfico como sonoro, el juego está a un nivel altísimo, disfrutando de una enorme variedad de detalle. Lo tenemos doblado al español de forma magistral, con especial atención al actor que interpreta a Pagan Min, de nombre Iván Muelas, conocido por ser doblar a actores como Will Smith o Benedict Cumberbatch (Sherlock), o ser la voz del divertido Fry en la serie de animación Futurama.

Completar Far Cry 4 nos llevará aproximadamente unas 20 horas si jugamos de forma normal, es decir, ni yendo a saco hasta el final, ni parando a hacer todas y cada una de las misiones secundarias que nos vayamos encontrando. Y si ya queremos hacerlo todo, el juego puede superar las 30 horas.

En definitiva, Far Cry 4 repite la fórmula de la entrega anterior pero consiguiendo mejorar lo que ella nos ofreció en su momento, con el aliciente del salto generacional, que le ha sentado a las mil maravillas. Lo único que queda por debajo con respecto a Far Cry 3 es en su argumento, que como ya dije anteriormente, es bueno pero no llega a ser tan interesante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s