Life is Strange [Análisis]

1437654614-life-is-strange

La desarrolladora Dontnod Entertainment, a los que muy posiblemente no conozcáis simplemente así pero que quizás sí que os suene otro juego desarrollado por ellos, de nombre Remember Me, han sacado a la venta un juego que ha sido enormemente alabado tanto por la crítica como por los usuarios. Estoy hablando de Life is Strange.

Ya son varios los juegos que han optado por salir al mercado de forma episódica para una vez publicados todos los capítulos, hacer un recopilatorio en formato físico con todos los capítulos reunidos. Reconozco que no soy muy fan de este método, aunque también es verdad que poco a poco lo veo más normal y no tan malo, ya que tienen la ventaja de que una vez está en físico, el precio por todo el título completo es bastante asequible, y cada vez está más de moda el regalar el primer capítulo para enganchar a la gente. Por cierto, a partir de hoy mismo, podéis haceros con el primer episodio de este Life is Strange tanto para PlayStation 3 como PlayStation 4.

También puede ocurrir que en la versión final física se haga algún añadido, como el de que en esta ocasión el juego se encuentre disponible con subtítulos en español, algo que no estaba disponible cuando solo estaba en digital.

Lo peor de todo ello es que si sois, como yo, de los que solo se hacen con un juego si está completo y en formato físico, habréis tenido que esperar mucho para haceros ya sea con este o con cualquier otro título que use este método. En el caso de Life is Strange, el primer episodio salió en enero de 2015 y el último en octubre, saliendo en formato físico ya a principios de este año 2016.

Life is Strange tiene muchos aspectos positivos, pero el que lo hace tan especial es su elaboradísimo argumento, que ya desde el primer minuto hace entrever que durante las aproximadamente 12 horas que nos llevará completarla, viviremos una historia intrigante con mucho que ofrecer.

CnqdZqAWEAEX8BM

Todo comienza con Max, una chica de 16 años que ha logrado entrar en la academia de fotografía Blackwell, donde podrá aprender más sobre su enorme afición a la fotografía, y es que Max no se separará en ningún momento de su cámara instantánea, la cual usaremos en multitud de ocasiones a lo largo de todo el juego.

En dicha academia nos encontraremos con todo tipo de situaciones polémicas, tocando los temas del abuso escolar, las drogas, la violencia, la corrupción, etc. Y no penséis que se tratarán de cualquier forma simple, sino que ocurrirán de la forma más real y dura posible, con casos incluso de algún alumno (no revelaré quién) que intentará suicidarse, y lo más impactante es que nuestras decisiones a lo largo de todo el juego provocarán que lleve a cabo tal acción o no.

Pero no todo queda ahí, ya que, ¿y si una chica tímida como Max fuese capaz de hacer retroceder el tiempo? Pues eso es precisamente lo que puede hacer nuestra protagonista, por lo que en nuestra mano quedará el ir hacia atrás para cambiar todo lo malo que ocurra. Desde cosas tan simples como decirle a alguien lo que sabemos que queremos que oiga, hasta evitar que alguien muera ya que hemos visto qué ocurrirá y ahora somos capaces de evitar tal amargo destino.

¿Conocéis el efecto mariposa? Dicho de forma breve, este efecto nos sugiere que hasta el más leve y aparentemente insignificante cambio, puede hacer que toda una línea temporal varíe de la forma más impredecible posible. Esto es algo que estará siempre presente a lo largo de la aventura, dando lugar a situaciones con las que ya os aseguro que os será casi imposible no quedaros con la boca abierta.

El primer capítulo, que como dije antes, podéis probar totalmente gratis, ya logra impactarnos, pero debéis saber que no es más que un prólogo a lo que está por venir, una forma de dar a conocer a la mayoría de personajes importantes y saber los problemas a los que Max tendrá que hacer frente. Recordad que cuanto más cambios haga Max en el pasado, más impacto crearemos, como nos dice la teoría del caos.

CnuMjz4WIAALvMT

Si tenemos que enmarcar a Life is Strange en algún género, sería el de aventura gráfica. Pero hace años que creo que definir un juego u otro por su género ha perdido sentido. Ahora lo que se hace es explorar nuevas formas de jugar, mezclando un poco de aquí y un poco de allá para dar forma a nuevas invenciones.

Aquí controlamos a Max por distintos escenarios, investigando cada rincón, eligiendo distintas líneas de diálogo y resolviendo algún que otro puzle, pero ni dichos puzles son demasiado elaborados, pues no es lo que pretenden, ni hay opciones tan habituales en el género tal y como lo conocemos de años atrás de hacer mezclas entre objetos. Lo que Dontnod Entertainment busca es que tomemos decisiones que provocan distintos desenlaces, que lo que nos haga pensar no sea el cómo pasamos de una determinada zona, sino que pensemos si lo que haremos o digamos hará que todo vaya para peor o para mejor en el final.

Creo que es más acertado decir que Life is Strange se parece a obras como Heavy Rain o Beyond Dos Almas, juegos que también podríamos catalogar de aventuras gráficas sin funcionar realmente como las míticas joyas del género lo hacían antes.

Mientras avanzamos por los distintos escenarios, habrá momentos en las que no habrá música, pero otros en los que nos acompañarán temas conocidos y que encajan perfectamente con la situación, siempre en los momentos más oportunos y que logran que vivamos esas escenas de una forma mucho más intensa. Tras los primeros minutos del juego, cuando controlemos a Max en la academia y se nos permita pasear por ella, se pondrá sus cascos y escucharemos el primero de los temas que contiene el título. Veremos por primera vez lo viva que está la academia, disfrutando de buena música de los pocos momentos de Life is Strange donde todo es tranquilo.

Dejo para el final lo que siempre digo que no define a un juego, que es su apartado gráfico. No nos engañemos, a nadie le amarga un dulce y si un gran juego viene acompañado de un aspecto visual soberbio, mejor que mejor, pero de nada les sirve si lo demás es mediocre. En este aspecto, Life is Strange no pasará a la historia por su increíbles expresiones faciales o sus efectos de iluminación, pero sus desarrolladores han decidido que mejor que poner a las consolas al máximo, lo ideal es aprovechar lo que les ofrecen para hacer algo correcto libre de fallos que sí suelen presentar obras más ambiciosas en este aspecto.

Eso sí, otra cosa es el arte demostrado dando vida a los distintos lugares, con muchos detalles que podremos explorar libremente, un diseño muy bueno de todos los personajes y ángulos de cámara estupendos para las escenas más emotivas o las más duras. Es como cuando un juego indie nos entra rápidamente por los ojos, no por explotar la potencia de las máquinas sino por la belleza de sus escenarios, solo que en el caso de Life is Strange, no se queda en un simple reclamo visual, sino que toda esa belleza encierra además uno de los mejores juegos que existe en la actual generación, algo que la inmensa mayoría de indies actuales no pueden decir, pues solo buscan ventas gracias a su belleza pero no a su diversión.

One response to “Life is Strange [Análisis]

  1. pequoddown 25 agosto, 2016 / 01:10

    Juegazo. Es de esos pocos juegos que realmente causan impacto. Cuando acabé de jugar, estuve algunos días sin poder jugar a nada más porque quería acabar de saborear la sensación que me dejó Life is Strange. Delicioso, sublime. Aun teniendo esos fallitos de expresiones faciales que comentas, la composición general, los colores, todo como dibujado a mano… a mí me encantó. Y qué decir de la historia. Sin palabras. Aquí vemos que con poco, a veces se puede hacer mucho.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s