Randal’s Monday [Análisis]

randal

El primer género de videojuegos al que me aficioné, allá en los años 80, fue al de las aventuras gráficas. Era muy pequeño, pero siempre jugaba con mi hermano mayor a ellas, donde realmente yo lo que más hacía era mirar e ir dando ideas sobre qué podríamos hacer para salir de esas situaciones tan díficiles y tan habituales en estos juegos.

Nunca he dejado de jugar a ellos, pero hace muchos años que perdieron el enorme protagonismo que por aquel entonces sí tenían, así que recibir un título como Randal’s Monday es algo que celebrar, no solo porque vuelva a usar el estilo de hace tanto tiempo, sino porque además lo hace bien, es divertido y en términos generales es un juego que difícilmente podría defraudar a los amantes del género. ¡Ah, y es puramente español!

El protagonista de la historia es Randal Hiks, un chico sin aspiraciones en la vida, que se dedica únicamente a vivir al día, quedando con su mejor amigo, Matt, para emborracharse hasta no poder más y despertar en un nuevo día para repetir la jugada. Vive en un apartamento en el que debe tres meses de alquiler y que comparte con Mortimer, un chaval que hace vida casi en exclusiva en su habitación.

En una de esas borracheras, que en esa ocasión en concreto tenía un verdadero sentido, pues su amigo Matt estaba a punto de casarse, a dicho amigo se le cae la cartera frente a Randal, que debido a su afición por lo ajeno y a la necesidad de tener que pagar el alquiler atrasado, ni corto ni perezoso la recoje del suelo y vende el anillo de compromiso que va dentro para poder conseguir el dinero.

Lo que no podía esperar es que ese anillo no fuese uno cualquiera, sino que le acompaña una maldición que hará que desde ese momento y cada mañana, sea lunes de nuevo, sin poder avanzar en el tiempo. Pero al contrario de lo que sucede en estos casos cuando nos lo cuentan en tantas películas, aunque nadie recordará sus conversaciones con Randal, las acciones de este sí que repercutirán. Por ejemplo, el primer día Randal hará que las escaleras de incendios de su edificio se derrumben, y cuando repitamos el lunes, dicha escalera estará derruida.

randal_bokugamer
Randal’s Monday es un continuo ir y venir de referencias a videojuegos y películas.

El control de Randal es totalmente típico en el género, es decir, moveremos el cursor por la pantalla y seleccionaremos a dónde queremos que vaya, así como coger objetos, observarlos o charlar con los distintos personajes. Que nadie piense que por estar en PlayStation 4 y, por lo tanto, usando un mando, el control es peor, pues nada más lejos de la realidad. Con el joystick izquierdo controlamos el cursor de forma rápida, pudiendo calibrar dicha velocidad, y uando requiramos precisión, tenemos el derecho.

La versión que tengo es la de PS4, por lo que no puedo hablar por la de PC, pero al menos en la consola de Sony, os puedo asegurar que no hay ningún tipo de bug, yendo todo muy fluido y con tiempos de carga prácticamente inexistentes. De hecho, cuando nos movemos en metro, parece que son los tiempos de carga más largos, y al poco tiempo descubrí que no son ni tiempos de carga, pues si pulsamos el botón, va directo al destino sin carga alguna.

Una característica de las viejas aventuras gráficas era su dificultad, logrando que nos pasasemos días o incluso semanas atascados en alguna parte, y ante la imposibilidad de buscar rápidamente por Internet, no había más remedio que resignarse e intentarlo o abandonarlo para siempre. A menos que se tuviese alguna guía o se conociese a alguien que lo hubiese superado. Randal’s Monday tiene también esa característica, ofreciendo puzles complicadísimos, quizás sin ninguno que llegase al nivel de varios de los más clásicos, pero igualmente muy jodidos.

De todas formas, el propio juego tiene un sistema de ayudas para salir de estas difíciles situaciones, las cuales son tremendamente detalladas para que sea imposible que no consigamos avanzar. Habría estado mejor que se ofreciesen pistas, pero no la solución completa, al menos en un principio, y si ni aún así somos capaces, ya dar la solución definitiva.

Su aspecto gráfico es muy vistoso, con un diseño de personajes y escenarios que encajan a la perfección con el estilo cachondo del título, y es que rara será la frase en la que no haya algún tipo de chiste, y además, de los buenos. Nos sacarán más de una carcajada, la cual se ve intensificada por el mencionado diseño como por las referencias a juegos y películas conocidas, a lo que se le une el fabuloso doblaje al español, donde reconoceréis a los actores de doblaje de algunos personajes como Sheldon de The Big Bang Theory, Bruce Willis, , Morgan Freeman, Nathan Drake, y un largo etc.

randal2_bokugamer
Muy soso se tiene que ser para que el juego no consiga sacarte alguna carcajada.

Hasta ahora no he sacado ningún aspecto negativo, pero ya va siendo hora, y es que aunque hay que reconocer que Randal’s Monday es un título muy cuidado en todos sus aspectos, hay algo en lo que sus desarrolladores se les ha ido un poco la mano. Me refiero al exceso de diálogos, pues hay partes en las que tranquilamente nos podemos pasar unos diez minutos solo hablando con un mismo personaje sin apenas interactuar en un par de ocasiones. Y perfectamente puede ocurrir que cuando acabes y pienses “¡por fin!”, tengas que hablar unos segundos después con otro y tener que pasarte varios minutos más así. En alguna ocasión me he puesto a jugar un buen rato sin tener que resolver puzles, simplemente escuchando y escuchando sin parar y seleccionando de vez en cuando alguna frase.

En cuanto a su duración, es algo difícil de calcular en una aventura gráfica. Mientras que puede que una persona salga de un puzle en un minuto, otra puede pasarse con ese mismo puzle dos horas. Y si ahora estáis pensando que esto pasa con cualquier género, solo puede deberse a que no habéis experimentado de principio a fin y por vuestros propios medios (nada de guías), cómo es una aventura gráfica de las de antes. En mi caso, he tardado un total de 15 horas en completar Randal’s Monday de principio a fin, lo que es una duración más que suficiente.

Como conclusión, aunque cualquier persona puede jugar y disfrutar de Randal’s Monday, los que más partido sabrán sacarle son aquellos que jugaron en su día a los títulos que hicieron grande al género, así como visto películas que hoy día todos recordamos con nostalgia. A su vez, también habrá detalles de juegos y películas mucho más actuales, logrando que sea casi imposible encontrar un escenario del que no podamos sacar como mínimo alguna referencia, ya sea visual o en las conversaciones de los personajes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s