Day of the Tentacle Remastered [Análisis]

43a2a0623cd34a36b85b6c17ade499bfdd69481324c41dda0444ef8e46652b49

Cuando era muy pequeño, tanto que por mí mismo ni siquiera jugaba a videojuegos, sino que lo hacía siempre en compañía de mi hermano en el PC, aquellos títulos a los que más nos poníamos eran a los del género de aventura gráfica. No sabría decir, a diferencia de mucho, cuál fue mi primer videojuego, pero sí cuáles están entre ellos, y este Day of the Tentacle es uno de ellos. Aunque eso sí, ya entonces seguía un orden y no lo jugué antes de Maniac Mansion, el antecesor de este.

Me ha sorprendido que, al jugar a esta reedición de tan mítico juego, haya sido capaz de recordar tantas cosas, cuando únicamente lo había terminado, que yo recuerde, una vez. Mientras iba avanzando en esta nueva versión, me venía a la cabeza el cómo debía proseguir para avanzar o, como mínimo, recordaba qué debía conseguir aunque en ese momento no recordase el método exacto a seguir. Aunque si lo pienso bien, en aquellos años a mi hermano y a mí nos llevó tanto tiempo conseguir terminar el juego pues a cada rato nos quedábamos atascados en algún puzle y tantas las horas que debíamos dedicarle a resolverlo, que es hasta normal que se hayan mantenido en mis recuerdos de una forma u otra.

preview_screenshot1_486477

La historia es casi lo de menos en Day of the Tentacle, pues el verdadero peso recae en las constantes bromas y divertidas formas de avanzar, teniendo siempre que tratar de pensar de la forma más ridícula posible para dar con la pieza que nos falta para proseguir. Pero no por ello está exento de historia, pues en esta ocasión nuestra misión será la de detener los planes del Tentáculo Púrpura de dominar el mundo, algo a lo que podrá aspirar cuando bebe agua contaminada que le proporciona brazos (que no dedos).

Para detenerlos, tendremos que viajar tanto al pasado, a la época en la que personajes míticos como George Washington o Thomas Edison vivían. O al futuro, donde el mundo está gobernado por los tentáculos con el Púrpura como su gran líder. Algo así como en el Planeta de los Simios. Y, por supuesto, también deberemos actuar en el presente. Para ellos controlaremos a un personaje distinto en cada época: Bernard (el único que repite de Maniac Mansion) en el presente, Hoagie en el pasado y Laverne en el futuro.

El paso de los años desde que vimos por primera vez este juego ha hecho que casi olvidemos cómo era su aspecto gráfico. Me explico: Cuando empecé a jugar a esta reedición, realmente no me percaté de cuánto había mejorado su aspecto, pues en mi mente ya lo veía así años atrás, y es que por aquel entonces era un juego muy bueno en este aspecto. Es entonces cuando haces uso de la opción de jugar al original, sin añadidos gráficos o sonoros (lo cual se consigue con solo pulsar un botón), y descubres el gran trabajo realizado es esta nueva versión. Por otro lado, el control está perfectamente adaptado para una consola doméstica, dejándose jugar perfectamente sin echar de menos un ratón o joystick (que es como jugaba yo) en absoluto.

65cf493f151d9b73d143966f6b22941d5abe22d1-1137076
Si sois seguidores del género, probablemente os hayáis topado con el personaje con tutú de la imagen en otro juego creado por españoles. Y del que tenéis análisis en este mismo blog. “¡ALAN!”

La duración es algo bastante complicado de medir en este género. Si sabéis qué hacer en todo momento, apenas os va a durar una tarde, y si sois torpecillos o se os traba algún puzle en concreto, os puede durar de por vida como a muchos nos pasó en la época dorada de las aventuras gráficas. Yo he disfrutado del juego, hablando con todos e inspeccionando cada rincón para tratar de no dejarme nada, y me ha durado aproximadamente entre 8 y 10 horas. Luego volví a jugar de forma rápida para conseguir el trofeo de Platino, aunque ya sin necesidad de llegar al final.

Como dato final, decir que en realidad estamos ante dos juegos en uno, y es que existe la posibilidad de jugar a Maniac Mansion completo desde un ordenador que encontraremos mientras controlamos a Bernard. Eso sí, en ese caso el juego está tal cual, sin mejora alguna. Pero solo el hecho de que se haya incluido, es todo un acierto que alarga más la vida del título.

c31m6jnwyam6evi
Aquí el glorioso momento en el que consigo mi trofeo de Platino nº31. Aunque hay que reconocer que es muy sencillo y basta con saber cuáles son los perdibles para no pasarlos por alto.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s