Star Ocean: Integrity and Faithlessness [Análisis]

3086034-star-ocean-5-logo

Hace varios días terminé la, hasta ahora, última entrega de la conocida saga Star Ocean. Se trata de su quinto juego, y llevo esperándolo desde el mismo momento en el que terminé The Last Hope (la cuarta entrega).

Aquella cuarta parte me dejó impresionado en muchos aspectos, pero sobre todo en su argumento y en la sensación de estar realmente explorando el universo a bordo de nuestra nave. Los protagonistas, en su mayoría, aportaban mucho a la historia e iban evolucionando con el transcurso del juego. Por todo ello, deseaba poder echarle el guante a este Star Ocean: Integrity and Faithlessness para PlayStation 4.

La historia nos sitúa entre el segundo y el cuarto juego, pero desde ya debéis saber que ni mucho menos es necesario haberlos jugado. Es más, hace muy poco terminé The Second Story, y al jugar a esta nueva parte no he encontrado nada que me haga pensar que realmente estoy ante lo que vendría a ser su continuación.

El protagonista principal es Fidel Camuze, un chico de ya desde el principio lleva la voz cantante, pues es hijo de un importante cargo y maneja la espada con gran maestría ya desde el inicio. Me suele gustar más que los protagonistas empiecen muy desde abajo para que podamos ver una verdadera evolución en su fuerza, pero es cierto que se ha usado tanto este método, que no viene mal que de vez en cuando cambie la cosa, aunque no consiga producir el mismo efecto en el jugador.

c2nteoexcae1i6s

Hay otros tantos personajes que se irán uniendo a la causa, unos más acertados que otros, pero que en general cumplen bien. Lo que no me ha gustado es el personaje de Relia, la más pequeña del grupo. Y es que en su caso sí que han vuelto a usar el ya mascadisímo arte de poner a un personaje que no recuerda su pasado. Ya sé que estas cosas pueden dar mucho juego a la historia, pero al final ni resulta ser tan espectacular ni está bien llevado.

La historia no es muy original y, por desgracia, tampoco veremos momentos demasiado impactantes. Además, todo ocurre demasiado rápido a mi parecer en muchos momentos mientras que en otros tardan demasiado para algo de menor importancia. No le han dado mucho juego al malo principal, el cual por cierto ni es carismático ni asusta ni nada de nada, simplemente es el malo y hay que cargarselo. Por no hablar de lo fácil que resulta vencerle, mientras que otros enemigos de mínima importancia nos podrán las cosas algo más complicadas.

El aspecto gráfico es bastante bueno sin llegar a impresionar, pero hay que reconocer el gran trabajo realizado a la hora de optimizarlo, y es que el juego no petardea en ningún momento. Incluso durante los combates, en los que hay tantísimo efecto que en ocasiones no sabremos ni qué está sucediendo, no presenciaremos ralentización alguna.

Hablando de los combates, se realizan de la forma ya habitual en la saga, pudiendo movernos libremente por el escenario y cambiando a placer de personaje para ajustar nuestra táctica. Los comenzaremos cuando entremos en contacto con los enemigos a los que veremos en pantalla, pero en lugar de cambiar a otro escenario, lo que ocurrirá es que se marcarán unos límites de la zona y empezará la lucha. Todo sin que sea necesaria carga alguna, lo cual se agradece y lo hace todo más fluido.

c2r_yz0xeaavtoh

A diferencia de The Last Hope, que llegó traducido a nuestro idioma, esta vez lo hace en inglés, pudiendo elegir las voces en ese mismo idioma o en japonés. Esto es algo que era de esperar, pues las ventas de la última entrega, aun estando en español, fueron muy escasas. Y creo que incluso sus creadores sabían perfectamente que estaban ante un título de menor calidad que el último.

La duración es algo también que me ha sorprendido, y es que me lo he pasado en exactamente 20 horas y 20 minutos. Sí, he ido bastante a saco sin detenerme mucho en las secundarias, pero el motivo no ha sido otro que el simple hecho de que las que hice me resultaron aburridas, sin un verdadero incentivo para hacerlas. Sé que existen enemigos muy poderosos y cosas ocultas, pero una vez acabado el juego, no siento el deseo de ir a por ellos. Esto es algo que hago únicamente si lo importante, que es la historia principal y todo lo que ocurre en ella me ha gustado.

Por todo lo dicho, puede que veáis a Integrity and Faithlessness como un juego a ignorar, pero realmente no es eso. Es un título interesante que al menos incita a continuar hasta su desenlace, pero en el que distraerte en otras cosas que pueda ofrecer llega a aburrir. Si tuviese que recomendarlo, lo haría solo si se encuentra a no más de 20 euros.

Espero que el próximo Star Ocean esté más cuidado en su argumento y pueda ofrecer más horas de diversión con material que de verdad merezca la pena, y no con misiones poco trabajadas como ha sido el caso. Y, por cierto, genial el tema cantado principal, pero es una auténtica pena que únicamente se pueda escuchar en los créditos y no hayan creado un momento propicio para su uso durante el juego más allá de usar en una ocasión su sintonía casi al principio del juego y en un momento en el que ni era necesario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s