The Legend of Heroes: Trails of Cold Steel II

header-logo

Hoy se cumple un año exacto desde que publiqué el análisis de The Legend of Heroes: Trails of Cold Steel, y que mejor forma de celebrarlo que haciendo ahora lo propio con su segunda entrega. En realidad es una coincidencia, pero oye, queda bien y todo.

Ya puestos, quiero decir que, por si aún hay alguien que no lo sepa, la última entrega que conforma la trilogía no aparecerá en PS3 y Vita como han hecho las dos primeras, sino que se irá directamente a PlayStation 4. Esta noticia no sentó muy bien a algunos, y es de entender, pero por mi parte no lo veo mal. Al fin y al cabo, teniendo en cuenta que esta trilogía llegó tarde para estas plataformas, el que pudiesen aguantar tanto tiempo antes de saltar a la nueva generación era algo de extrañar. Y, siendo sincero, me apetece muchísimo volver a disfrutar de los personajes a los que tanto cariño se les coge, pero en una versión mejorada.

El lado bueno para aquellos que les siente mal que la próxima entrega no salga en PS3 y Vita es que el final de este segundo juego no es tan abierto como el del primero. Sin contar spoilers, solo puedo decir que al menos la historia acaba, pero también es cierto que ciertas cosas quedan un poco en el aire. Ya veremos qué ocurre en la tercera entrega, que por ahora sabemos que sucede dos años después del final de este segundo título.

C1VjXdTWgAEPR5W
Volveremos a ver a los mismos personajes del primero, pero al menos ahora tendrán atuendos distintos en lugar de ir todos vestidos igual, algo lógico en el primero teniendo en cuenta que eran estudiantes de uniforme.

Ya pasando al juego que nos ocupa hoy, las diferencias con respecto a su primera entrega son casi inexistentes, por lo que no voy a volver a repetir cómo funciona el juego, así que aquellos que vengan de nuevas, no tienen más que mirar el análisis que le hice a la primera entrega y cuyo enlace tenéis al comienzo de esta entrada.

De hecho, la única novedad destacable es que en esta ocasión podremos disputar combates a bordo de mechas, primero solo en ciertos puntos de la historia para después poder usarlos casi a voluntad durante cualquier combate. Eso sí, solo una vez por batalla y por tiempo limitado salvo que se trate de un combate especial.

Dichos combates no son tan tácticos como los normales, pues no podremos movernos por el escenario para evitar ataques ni lucharemos junto a compañeros para ir apoyándose los unos en los otros. Lo que sí tendrá de distinto es que, según dónde golpeemos al rival, lograremos un impacto crítico que nos permitirá asestar un segundo golpe consecutivo. Realmente no son combates tan entretenidos como los comunes, pero os aseguro que usar a Valimar os puede salvar de un apuro, pues su poder es descomunal.

C32Y8aTWIAAYow0
Los ataques más poderosos del juego muestran unas secuencias muy vistosas más una ilustración del personaje que la realiza. Por cierto, ver precisamente a Angelica vestida así es una de las coñas del juego.

Uno de los puntos más flojillos del primer juego era que, aunque presentaba un argumento muy bueno, se desarrollaba de forma muy pausada. Al jugar a esta segunda entrega, queda claro que aquello no era más que un adelanto de lo que estaba por venir, que servía perfectamente para meternos en el mundo que nos presentan y conocer en profundidad e incluso cogerles cariño a todos los personajes. Aunque como ya dije en el análisis que le hice al primero, esto era algo que ya se veía venir.

La historia transcurre justo un mes después de los sucesos de aquel impactante final que vimos y que prefiero no comentar por si alguien todavía sigue viendo si merece o no la pena adentrarse en esta saga. Los personajes serán los mismos que ya conocemos, pero a ellos se le sumarán un buen número de secundarios, sobre todo enemigos, que darán más vida al producto.

La música es uno de los tantos puntos fuertes del juego. Al igual que el primero, impacta ya desde la intro, para seguir regalándonos los oídos con una gran cantidad de melodías, e incluso alguna cantada, que acompaña de forma estupenda a lo largo de todo el juego.

C32etmTWYAAqSFX
El apartado gráfico se mantiene al nivel del primero. En PS3 debe ser bastante poco llamativo, pero jugarlo en una Vita es una delicia para la vista.

Si jugasteis a Trails of Cold Steel y lo disfrutasteis, os aseguro que más disfrutaréis aun de Trails of Cold Steel II. Tiene todo lo bueno del primero y además nos deja asombrados con un argumento de altísimo nivel. Por otra parte, el número de horas necesarias para acabarlo es enorme, habiendo llegado en mi caso a las 70 horas, pero si queréis completarlo todo, ya os aseguro que de las 100 no hay quien os baje.

Como ya dije antes, no veo necesario ver en detalle cada apartado del juego, pues es un juego que sigue por completo al primero, con leves añadidos pero con un argumento mucho más fuerte que enganchará a todos los que le dieron una oportunidad. Al igual que ocurrió con el anterior, este nos ha llegado con voces y textos en inglés, algo que echará para atrás a muchos. Y, por si no habéis probado el primero pero pensáis en ir directos a por el segundo, yo no lo haría, ya que es tremendamente continuista y no os enteraríais de nada.

Y hasta aquí esta entrada, que más que análisis, es una simple opinión de uno de los grandes del género que, por desgracia, está pasando bastante desapercibido a pesar de tener todo lo que un aficionado a los JRPG suele buscar. Solo espero que esté vendiendo lo suficiente para que no piensen en dejar a occidente sin la tercera entrega.

C8_E2FMW0AAweGf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s